• Sonia A. Muñoz-Fernandez

CINEFORO: PELÍCULA DIARIO DE UNA PASIÓN “Detrás de todo gran amor hay una gran historia”


FICHA TÉCNICA:

Título original: The Notebook Titulo en español: El diario de Noah, Diario de una pasión. Dirección: Nick Cassavetes Elenco: Ryan Gosling, Rachel McAdams, Gena Rowlands, James Garner, James Marsden, San Shepard. Año: 2004 Género: Drama, Romance.

SINOPSIS:

La película transcurre entre 1940 y 1947, cuando se inicia la historia de Allie Hamilton (Rachel McAdams), una estudiante adolescente, de clase social alta procedente de Charleston, que va a pasar el verano en un pueblo costero, Seabrook, en Carolina del Norte y él, un chico del lugar, Noah Calhoun (Ryan Gosling), de clase media trabajadora, que se siente atraído por ella desde el primer momento. Sostienen un romance de verano, que se convierte en enamoramiento; pero que se ve interrumpido en forma súbita por la oposición de la madre de Allie. Noah enamorado y decidido, le escribe a Allie una carta diaria por espacio de un año, sin recibir contestación, pues la madre de Allie retiene la correspondencia.

Pasan los años y, durante el ataque a Pearl Harbor en la Segunda Guerra Mundial, Noah presta servicio militar durante dos años y Allie combina el estudio universitario con el servicio de voluntaria de enfermería atendiendo los heridos de la guerra. Allí conoce a Lon (James Marsden), un soldado apuesto, educado y muy rico que con el tiempo llega a ser su prometido, con el beneplácito familiar.

Pero el destino se empeña en volver a unirlos y finalmente “Allie debe decidir entre el amor de Noah que nunca la olvidó y el amor de Lon que es el hombre ideal para ella”.

Toda esta historia forma parte de un libro que un hombre adulto mayor y con problemas cardiovasculares (James Garner), ha escrito y le lee todos los días a una hermosa mujer (Gena Rowlands) también de avanzada edad y con un tipo de demencia senil, dentro de un hogar para ancianos. Fuente: http://es.shvoong.com/humanities/film-and-theater-studies/1751911-diario-una-pasi%C3%B3n-notebook/#ixzz2DfJOXoim

CINEFORO

Temática planteada en la película con actitud crítica y valorativa:

En esta ocasión solo me propongo esbozar el análisis del tema central de la película acerca del significado del verdadero amor, que lleva a una pareja a conocerse, enamorarse, luchar por construir su amor y vencer todas las dificultades que se les presentan, hasta que la muerte los separa. Advierto que quedan por fuera otros aspectos que son también interesantes, pero que los dejo a ustedes, para que los complementen…

- Podemos observar como la trama de la película gira en torno a lo que es y significa el verdadero amor de pareja, el amor comprometido, el amor para toda la vida, que encuentra su culmen en el vínculo sagrado del matrimonio:

Noah dice en su etapa de adulto mayor con respecto a Allie: “La he amado con todo el corazón”.

Allie: ¿Crees que nuestro amor puede ocasionar milagros?

Noah: Si, por eso vuelvo a ti cada día. ¡Puede hacer lo que quieras!

Cuando Allie está hospitalizada y Noah vive en el mismo sitio: El se dedica cada día a ella, por tener tan solo cinco minutos con ella (cuando tiene algún momento en que lo reconoce y recuerda su amor)


- Nos presentan muy claramente las tres etapas del amor entre un hombre y una mujer.

a) La atracción física y la emoción al encontrarse el tipo de varón y mujer que se han anhelado desde siempre.

Noah en su juventud al conocer a Allie: “Me sentí atraído desde que la vi”.

También todos los esfuerzos que realiza Noah para conocer a Allie y llamar su atención: colgarse de una rueda en el parque de atracciones, abordarla en la calle al día siguiente “de casualidad”, hacerse el “encontradizo” en el cine en una cita a ciegas con la pareja de amigos de los dos.

b) El enamoramiento o inicio del conocimiento del otro, con ojos de admiración y donde solamente se resalta lo bueno de cada uno. Hay que destacar en esta etapa la creatividad para llamar la atención del otro, las locuras y risas compartidas, el realizar muchas actividades en común y el sentimiento de admiración y curiosidad por conocer más acerca del otro en cada momento.

Escenas como la de acostarse en la calle frente al semáforo y el compartir las consecuencias: “¿y si viene un carro? pregunta Allie y él responde con total tranquilidad “¡pues moriremos!”

También el ser inseparables, el querer aprovechar cada momento del verano, pero el ser conscientes de lo que sucederá si no hay compromisos “los romances de verano siempre se acaban” dice el padre de Allie al referirse a su hija y a Noah. En cambio, el matrimonio no se acaba, podríamos decir nosotros.


c) El amor comprometido que los lleva al matrimonio y a compartir toda una vida juntos, “en la salud y la enfermedad, en la riqueza y en la pobreza” y hasta comparten (según se infiere) el momento de la muerte.

Cuando ella está recluida en un sanatorio porque padece un tipo de demencia senil y el esposo, también enfermo crónico, se queda a vivir junto a ella: “El la conoce, sabe que le gusta, incluso la conoce contra todo pronóstico médico”

📷Los hijos adultos le dicen a Noah: “papi, vuelve a casa. Y él les responde la amo, su madre es mi hogar”.

Le dice Allie a Noah: “Aprendiendo el uno del otro y con el amor creciendo. Esto nos tranquiliza la mente y es lo que espero darte siempre”.

“Nada se pierde, nada se puede perder. Y la llama se encenderá siempre de nuevo”.

Noah se está muriendo, acaba de sufrir un infarto de miocardio. Sale tempranamente de su hospitalización y de inmediato se dirige al sanatorio donde está Allie (él está más preocupado por ella que por su propia salud) y la va a buscar sobornando a la enfermera. Allí ella, lo reconoce en un momento de lucidez y le dice que lo estaba extrañando. Se abrazan y parece que fallecen juntos.

Allie ha escrito un diario contando sus vidas, se llama La Historia de Nuestro Amor. Le añade una nota que dice “léemela y regresaré a ti”, como efectivamente sucede todos los días cuando él le lee una y otra vez su historia y ella tiene momentos de lucidez.


- El verdadero amor lleva a la admiración permanente del uno por el otro.

Allie ya adulta mayor y sufriendo las consecuencias de su demencia senil, está mirando por la ventana y dice al admirar el paisaje “jamás había visto algo tan precioso. Y él responde mirándola a ella: “Yo tampoco”.

Allie siendo una joven adolescente un día le reprocha a su madre: “tu no miras a papa como lo miro yo” (refiriéndose a Noah).


- La plenitud del amor: es fiel y para toda la vida, involucra a todo el ser de cada miembro de la pareja.

A Allie, siendo adolescente se la llevan del pueblo de verano a la ciudad y ella va a despedirse de Noah, pero no lo encuentra. Entonces ella habla con el amigo de Noah, Fynn. Él le dice “se acabo”. Y ella responde: “No, no se puede acabar”.

Noah ya siendo adulto vive en la casa que reformó y tiene una amante ocasional, a la que no ama; pues continúa amando a Allie, a quien no ha vuelto a ver en varios años. Ella en una ocasión le dice: “Una mujer sabe cuando la miran, si están viendo a otra persona en ella”, es decir se da cuenta que él no la ama, solo tiene relaciones casuales con ella y sin compromiso, ni fidelidad.


- En nombre del amor las promesas deben ser cumplidas y requieren de esfuerzos personales y entrega total.

Noah le prometió a Allie, siendo novios de juventud, que el reconstruiría una casa en ruinas que ellos admiraban y donde tuvieron su primera relación intima. A pesar de la distancia y de que no vuelven a comunicarse durante muchos años, Noah termina la casa, coloca el piano donde habían soñado y le hace a ella un estudio de pintura (que era una afición de Allie).

Cuando se reencuentran, Noah lleva a Allie de paseo a un lago con cisnes y allí le dice: “Te prometí que lo haría”



- La realidad del amor permite que se vivan momentos de divergencias en las opiniones, formas de pensar y criterios. El amor es un “catalizador” que permite razonar frente a los problemas y tratar de encontrar puntos de encuentro, dentro del respeto que cada uno se merece. Esta tarea requiere de voluntades libres y razonadas de cada uno.

📷Después de una discusión donde Allie muestra su temperamento impulsivo y decidido pero con momentos de agresión verbal y de hecho hacia Noah, él le dice:

“No será fácil, será difícil; pero quiero hacerlo cada día. Y se imagina su vida 30 o 40 años después. Continua diciéndole: “no tomes el camino fácil”. Ella le pregunta: “¿Que quieres tu? Y él responde: “Tomar la decisión de cada día”.

La madre de Allie cuando finalmente se da cuenta que ella no se va a casar con su prometido, Fynn; y que se va a quedar con Noah, en medio de un dialogo al frente de una construcción donde trabaja un obrero del que la madre se enamoro también en su juventud, le dice a su hija: “Quiero que sepas que amo a tu padre”, porque ella tuvo que tomar una decisión similar y eligió a quien ahora es el padre de Allie.

📷La madre le entrega a su hija Allie, un paquete con las cartas que Noah le envió durante 18 meses y que ella retuvo, para separarlos: “Espero que decidas bien”. Pues su hija está resuelta a quedarse con Noah definitivamente.


- Frente a las dificultades el amor debe ser paciente, prudente, optimista y alegre en lo posible. Y recordemos que si algo no tiene solución inmediata, pues esa es la solución, esperar.

Cuando Allie y Noah están en un bote y empieza a llover, deciden abrigarse un poco y después se ríen y disfrutan de la lluvia; a pesar de que estaban con trajes formales.


- La fe en Dios y en medio de la pareja, los sostienen hasta el final de sus vidas.

Nunca se ve que celebren una boda como tal, en la película. Pero en sus vidas reflejan la estabilidad y la fuerza de la unión matrimonial y en el libro si se describe la boda en una carta que Allie le escribe a Noah, poco tiempo después de su reencuentro.

En una ocasión el médico de Allie le dice a Noah, que no insista en leerle el diario, pues la enfermedad es irreversible y progresiva, y que ella realmente no lo reconoce. El responde: “La ciencia solo llega hasta cierto punto y después solo Dios”.


- Las dos personas que conforman la pareja matrimonial, varón y mujer, pueden ser muy diferentes; pero el amor hace posible que la donación y recibo del uno al otro, superen todas las barreras “posibles de superar”, desde que no se trate de vicios que vayan contra la moral de cada uno.

Al inicio del libro, Allie describe su relación: “Era un romance imposible, había muchas diferencias”. Sin embargo, en una ocasión Noah le dice a Allie: “Si tu eres un ave, yo también lo soy”.

Dice también en el libro: “No concordaban mucho, pero a pesar de las diferencias, estaban locos el uno por el otro”.


- El amor siempre es paciente, da tiempo, razona, delibera, espera…

Cuando descubren que Noah y Allie han pasado la noche juntos, sus padres la esperan en casa y le exigen terminar esa relación. Después Allie sale a despedirse de Noah, quien está sentado en su camioneta y él le dice. “No hay que resolver todo en este momento…”

En las discusiones, frente a la impulsividad de Allie que se traduce en maltratos verbales y hasta en golpes hacia él…él no responde verbalmente, se va un tiempo afuera.

Cuando están a punto de tener su primera relación de intimida, ella se pone muy nerviosa y empieza a hablar y hablar y hablar. El finalmente le dice que la ama y comprende que ella necesita más tiempo. Entonces se ponen a conversar y ella se siente escuchada y comprendida.


- El amor es vida y genera vida. Recordemos que uno de los fines del matrimonio es la procreación, la apertura a engendrar nuevas vidas.

En la película se puede observar como Noah y Allie han tenido hijos que los visitan en la Clínica Geriátrica. En realidad tuvieron cinco hijos, según el libro y además ya tienen nietos. Estos hijos aman a sus padres, le insisten al padre para que vuelva a casa y poder darle mejores cuidados y se infiere que visitan regularmente a su madre, aunque ella no los reconozca.

A su vez, Allie en los pocos minutos de lucidez y recordación que tiene, le pregunta a Noah por ellos, les envía su amor y que les diga que la perdonen por no reconocerlos.


- Amar es tomar decisiones razonadas y asertivas, donde se involucra todo el ser humano; pero con primacía de la inteligencia y la voluntad libres, sobre los aspectos psico-biológicos de la persona.

📷Cuando Allie aún no se ha decidió entre Lon y Noah, éste le dice: “Deja de pensar en lo que quiere todo el mundo. ¿Qué quieres tú?”

Allie en el intermedio de su ruptura forzada con Noah, cuando eran adolescentes y su reencuentro cuando ya son adultos jóvenes, conoce a Lon, un hombre íntegro, guapo, acaudalado, de su misma posición social, y que la ama. Ella debe tomar una decisión y escoger entre un hombre que le conviene y el hombre que ama. Se decide por el verdadero amor, que también es correspondido y asume las consecuencias de su decisión. Enfrenta a su familia y finaliza la relación con Lon, en un interesante dialogo.


- El amor es el compendio del esfuerzo por vivir todas las virtudes y ponerlas al servicio del otro: manifestaciones de cariño, respeto, confianza, etc.

Allie va a la oficina de Lon, su prometido y le dice:”Perdona por venir sin avisar” y él responde “Cariño no tienes que avisarme”, es decir, siempre eres bienvenida, la hace sentir perteneciente a su mundo laboral.

Allie le avisa a Lon que ella necesita a ir a un pueblo “a hacer algo” al día siguiente. Él le responde con seguridad y confianza: “Tómate el tiempo que necesites para pensar”.

Allie siempre está sonriente, es una cualidad que sobresale en la película.

Cuando Allie ha regresado y se encuentra en la casa con Noah, llega Marta, la amante de Noah. De inmediato, por la mirada de él y sin mediar palabras, se da cuenta que ella es Allie, la mujer que el ama. También es notable la seguridad en sí misma y en su amor, que muestra Allie frente a Marta. No hay celos, hay amabilidad y casi diríamos que gratitud, por haber cuidado del hombre que ella ama, mientras estuvieron separados.


- El amor es creativo, se alimenta de los detalles, rompe con la rutina.

Noah y Allie son una pareja bastante divertida y sorprendente, van a la montaña rusa, bailan en la calle, se acuestan en la mitad de la calle, el construye en la casa un estudio de pintura para ella y lo equipa de todos los implementos necesarios, también compra un piano para ella, la lleva a un lago lleno de cisnes, bailan en casa y en el sanatorio, en una velada romántica con cena y velas.


Carta tomada del libro El diario de Noah. Autor: Nicholas Sparks


Querido Noah, Escribo estas líneas a la luz de las velas, mientras tú duermes en la habitación que hemos compartido desde el día de nuestra boda. Aunque no alcanzo a oír tu respiración, sé que estás ahí, y que pronto me acostaré a tu lado, como siempre. Sentiré tu calor, el bendito consuelo de tu proximidad, y tu respiración me guiará lentamente hasta el lugar donde sueño contigo, con lo maravilloso que eres. La llama de la vela me recuerda a un fuego del pasado, que contemplé vestida con tu camisa y tus vaqueros. Entonces ya sabía que estaríamos juntos para siempre, aunque al día siguiente titubeara. Un poeta sureño me había capturado, robándome el corazón, y en lo más profundo de mi ser, supe que siempre había sido tuya. ¿Quién era yo para cuestionar un amor que cabalgaba sobre las estrellas fugaces y rugía como las olas del mar? Así era entonces, y así es ahora. Recuerdo que al día siguiente, el día de la visita de mi madre, volví contigo. Estaba asusta­da, como nunca en mi vida, porque temía que no me perdonaras que te hubiera dejado. Cuando bajé del coche, temblaba, pero tú sonreiste y me tendiste los brazos, ahuyentando todos mis te­mores. "¿Quieres un café?", dijiste simplemente. Y nunca volviste a sacar el tema. Ni una sola vez en todos los años que hemos vivido juntos. Tampoco protestabas cuando, en los días siguientes, salía a caminar sola. Y si regresaba con lágrimas en los ojos, siempre sabías cuándo debías abrazarme y cuándo dejarme sola. No sé cómo lo sabías, pero lo hacías, y con ello me facilitaste las cosas. Más adelante, cuando fui­mos a la pequeña capilla e intercambiamos ani­llos y votos, te miré a los ojos y comprendí que había tomado la decisión correcta. Más aún, comprendí que era una tonta por haber dudado. Desde entonces, no me he arrepentido ni una sola vez. Nuestra convivencia ha sido maravillosa, y ahora pienso mucho en ella. A veces cierro los ojos y te veo con hebras de plata en la cabeza, sentado en el porche, tocando la guitarra, rodea­do de niños que juegan y baten palmas al ritmo de la música que has creado. Tu ropa está sucia después de una jornada de trabajo, y estás ago­tado, pero aunque te sugiero que descanses un poco, sonríes y dices: "Es lo que estoy haciendo". Tu amor por los niños me parece sensual y apa­sionante. "Eres mejor padre de lo que crees", te digo más tarde, cuando los niños duermen. ... Te quiero por muchas razones, pero sobre todo por tus pasiones, que siempre han sido las cosas más maravillosas de la vida. El amor, la poesía, la paternidad, la amistad, la belleza y la naturaleza. Y me alegro de que hayas incul­cado esos sentimientos a nuestros hijos, porque sin lugar a dudas enriquecerán sus vidas. Siem­pre hablan de cuánto significas para ellos, y entonces me siento la mujer más afortunada del mundo. También a mí me has enseñado muchas cosas, me has inspirado, y nunca sabrás cuánto significó para mí que me animaras a pintar. Ahora mis obras están en museos y colecciones privadas de todo el mundo, y aunque muchas veces me he sentido cansada o aturdida por exposiciones y críticos, tú siempre me alentabas con palabras amables. Comprendiste que necesitaba un estudio, un espacio propio, y no te preocupabas por las man­chas de pintura en mi ropa, en mi pelo o incluso en los muebles. Sé que no fue fácil. Sólo un hombre de verdad puede soportar algo así. Y tú lo eres. Lo has sido durante cuarenta y cinco maravillosos años. Además de mi amante, eres mi mejor amigo, y no sabría decir qué faceta de ti me gusta más. Adoro las dos, como he adorado nuestra vida en común. Tú tienes algo, Noah, algo maravilloso y poderoso. Cuando te miro veo bondad, lo mismo que todo el mundo ve en ti. Bondad. Eres el hombre más indulgente y sereno que he conoci­do. Dios está contigo. Tiene que estarlo, porque eres lo más parecido a un ángel que he visto en mi vida. Sé que me tomaste por loca cuando te pedí que escribieras nuestra historia antes de mar­charnos de casa, pero tengo mis razones, y agra­dezco tu paciencia. Y aunque nunca respondía tus preguntas, creo que ya es hora de que sepas la verdad. Hemos tenido una vida que la mayoría de las parejas no conocerá nunca, y sin embargo, cada vez que te miro, siento miedo porque sé que todo acabará muy pronto. Los dos conocemos el diag­nóstico de mi enfermedad y sabemos lo que significa. Te veo llorar, y me preocupo más por ti que por mí, porque sé que compartirás mis sufri­mientos. No encuentro palabras para expresar mi dolor. Te quiero tanto, tan apasionadamente, que hallaré una forma de volver a ti a pesar de mi enfermedad. Te lo prometo. Y por eso te he pedido que escribieras nuestra historia. Cuando esté sola y perdida, léemela —tal como se la contaste a nuestros hijos— y sé que de algún modo comprenderé que habla de nosotros. En­tonces, quizá, sólo quizá, encontremos la mane­ra de estar juntos otra vez. Por favor, no te enfades conmigo los días en que no te reconozca. Los dos sabemos que llega­rán. Piensa que te quiero, que siempre te querré, y que pase lo que pasare, habré tenido la mejor vida posible. Una vida contigo. Si has conservado esta carta y la relees, cree que lo que digo vale también ahora. Noah, dondequiera que estés y cuando quiera que leas esto, te quiero. Te quiero mientras escribo estas líneas, y te querré cuando las leas. Y lamentaré no poder decírtelo. Te quiero con toda el alma, marido mío. Eres, y has sido, lo que siempre he soñado. Allie.

0 vistas

Suscríbase para recibir los últimos artículos

© 2023 Dra Sonia Muñoz