• Sonia A. Muñoz-Fernandez

LA MARAVILLA DEL AMOR HUMANO



ACERCA DEL AMOR HUMANO

La experiencia de amar es una acción y decisión, propia de la naturaleza humana que trasciende y nos conecta con el otro ser, hasta la pertenencia misma de la sexualidad.


AMOR

Es el primer movimiento o dinamismo, tanto a nivel sensitivo como racional (voluntario), del ser hacia un bien. El amor es el origen o fuente de la tendencia al bien, por eso se considera dinámico y operativo. Pero al mismo tiempo, el amor, es algo pasivo, en el sentido de que es producido en el hombre y no por el hombre, aunque requiere de su aceptación.

El amor racional es el amor propiamente humano.

El amor humano por ser voluntario es esencialmente libre y no espontáneo. Uno de sus rasgos característicos es la tendencia a la unión de hecho con el amado (virtus unitiva) y otro son las obras (virtus operativa).

Es importante tener en claro que el amor no es una inclinación afectiva, ni un sentimiento, ni se trata de la libido. El amor es una decisión de la voluntad libre, este amor recibe el nombre de dilectio, porque se trata de una elección.

Es decir, yo me enamoro, después de sentir atracción hacia la persona del otro sexo; pero del enamoramiento al amor debe haber una verdadera decisión racional y libre: ¿Me conviene? ¿Es el tipo de persona que se podría complementar conmigo en todos los aspectos? ¿Me veo viviendo con esta persona dentro de los próximos 20 años? ¿Me gustaría que esta persona fuera el padre o la madre de mis hijos a futuro? De acuerdo a mis respuestas puedo hacer la reflexión, ¡definitivamente estoy enamorado (a)! pero… esta no es la persona para mí y sigo en la búsqueda del amor o… esta sí persona es la adecuada para mí y seguimos comunicándonos, conociéndonos mejor y tomando decisiones acerca de cómo compartir el futuro.


COMPLEMENTARIEDAD DE LA PERSONA HUMANA



Amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección"






El varón y la mujer, se desarrollan cada uno, plenamente como persona humana individual (constitutivo primario o sustancia), de otro modo no estaríamos completos como personas y de aquí que no es cierto el mito “de que somos la media naranja”, ¡somos dos naranjas completas! Ambos poseen de modo pleno y total la naturaleza humana y tiene la misma e idéntica dignidad personal.

Las características peculiares o rasgos diferenciales de la persona humana como varón (virilidad) y como mujer (feminidad), son estructuras accidentales o secundarias del ser humano (naturaleza humana completa), que se traducen en diferencias psicológicas, temperamentales y corpóreas (sexo masculino-virilidad o sexo femenino-feminidad). Estas estructuras por ser llamadas accidentales, no son menos importantes, sino definitorias y en el varón y la mujer son complementarias una de la otra, en el llamado específico a la ayuda mutua y a la generación y educación de los hijos, que conducen a la formación de la familia (célula básica de la sociedad). En este caso, la complementariedad se manifiesta en la atracción mutua entre varón y mujer, como una llamada a integrar la dualidad en la unidad. Es decir dos seres complementarios, que no pierden su individualidad, sino que la realzan y conforman una verdadera unidad, como un frente común. Por algo se dice que “amar no es mirarse el uno al otro, sino mirar los dos en la misma dirección”.

Hombre y mujer son complementarios porque virilidad y feminidad no son estructuras y valores absolutos y cerrados en sí mismos. La virilidad dice en relación a la feminidad y la feminidad dice en relación con la virilidad.


LA EXPERIENCIA DE AMAR

El verdadero amor significa tomar la decisión de entregarme a la otra persona, de sexo complementario, por medio de una decisión libre y voluntaria. ¡Experiencia maravillosa y difícil, pero posible e inigualable! Y cuando me doy por entero, este movimiento implica que el otro ser me acepta como soy y al mismo tiempo yo también lo acepto como es. Esa donación-entrega al mismo tiempo se convierte en un don de nosotros hacia los otros y hacia Dios.

Y entre más amamos, más capacidad para amar tendremos. Así que, ¡No temamos vivir la experiencia de amar, adelante!!!!


BIBLIOGRAFIA

ESCRIVA-IVARS, J., Teoría General del Matrimonio: Master universitario en matrimonio y familia, Universidad de Navarra, Pamplona, 2010.

HERVADA, J., Una Caro: Escritos sobre el matrimonio. EUNSA, Navarra, 2000.

Suscríbase para recibir los últimos artículos

© 2023 Dra Sonia Muñoz